La POP subraya que “los pacientes y sus entidades tienen un papel clave en la definición de los sistemas de medición de resultados en salud”

17 Septiembre 2020

Jornadas y Congresos

  • “Tenemos el reto de llegar a acuerdos en cuanto al concepto de salud, la medición de resultados va más allá de marcadores biológicos o síntomas clínicos”, aseguró la presidenta en la última edición de los #DesayunosPOP
  • “Para compartir la información entre CC.AA. debemos consensuar qué se va a medir, debemos ser sistemáticos para que los resultados sean rigurosos”, coincidieron los ponentes
  • Según Carina Escobar “el Sistema Nacional de Salud será más eficiente si centra sus esfuerzos en las necesidades y demandas de la ciudadanía”

“El reto para mejorar el SNS es llegar a acuerdos entre clínicos y pacientes para tener un concepto de salud común. Para ello, los clínicos, los gestores y la Administración deben tener en cuenta la participación efectiva de los pacientes en la definición de un sistema de medición de resultados en salud. Con estas palabras de Carina Escobar, presidenta de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP), comenzaba hoy jueves, 17 de septiembre, una nueva edición de los #DesayunoPOP. En el webinar titulado `Medición de resultados en salud’, los expertos reunidos por la plataforma han dialogado sobre el impacto de la medición en salud.

Durante la bienvenida, la presidenta de la POP, aseguró que “medir resultados en salud es un ejercicio que debe servir para la toma de decisiones de pacientes, clínicos, gestores y planificadores y, sobre ello, queremos profundizar hoy en este foro”, explicó. “Estamos ante un SNS que tiene muchos retos, y más en este momento de pandemia, por ello todos debemos participar en su mejora, y las asociaciones de pacientes tenemos un papel clave”.

El encuentro contó con la participación de la presidenta de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP), Carina Escobar; la directora en funciones de l´Agència de Qualitat i Avaluació Sanitàries de Catalunya (AQuAS), Montse Moharra; el past president de la Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA), Manel Santiña; y el director gerente de la OSI Barrualde-Galdakao y vicepresidente de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), Jon Guajardo. Por su parte, el director general de Servimedia, José Manuel González Huesa, fue el encargado de moderar el encuentro.

Para responder a la pregunta sobre si los pacientes consideran que los resultados en salud son transparentes, Carina Escobar explicó que “en general, conocemos poco lo que se está haciendo actualmente y creo que es debido a que hay aún poca transparencia, poco reporte de resultados”. “Como paciente me gustaría que se incorporaran además de las variables clínicas más relevantes para mi patología, otro tipo de indicadores como el impacto que ésta tiene en mi calidad de vida, en mi vida laboral y personal. Además de conocer cómo se ha avanzado en mi hospital o en mi centro de primaria en la gestión de mi patología, que se me informe de forma adecuada”, aseguró. Por nuestra parte, como las organizaciones, señaló, ya estamos “participando en algunos proyectos para incorporar los PROMs, Patient Reported Outcome mesures, en los indicadores que se recogen por parte del sistema sanitario”.

Por último, la presidenta de la POP, explicó que necesitamos un SNS más accesible y cercano a la ciudadanía, ahora más que nunca necesitamos entender su funcionamiento y cómo los pacientes podemos mejorar nuestra salud, ser corresponsables. La transparencia en resultados debe ser una de nuestras prioridades, de forma que ayude al paciente a participar más en las decisiones sobre su salud, además de servir de guía para mejorar las actuaciones, estrategias y políticas que se lleven a cabo por parte de lo decisores”. De esta manera, recalcó, “el SNS será más fuerte”.

Para el past president de la Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA), Manel Santiña, respecto a la forma de medir en salud “hay que buscar consenso entre pacientes y clínicos, pero también hay que tener en cuenta a la Administración”. Por otro lado, debemos valorar que contamos con información de los registros de trabajo social que no se están recogiendo, y tendríamos que aprovecharla”.

Respecto a compartir información entre CC.AA., Santiña se mostró favorable, pero aseguró que “primero debemos consensuar qué es lo que queremos medir y cómo lo vamos a recoger”. “El concepto es bueno, pero debe realizarse de una manera sistemática, para que la interpretación de los resultados sea óptima”.

En este sentido, la directora en funciones de l´Agència de Qualitat i Avaluació Sanitàries de Catalunya (AQuAS), Montse Moharra, se mostró de acuerdo: Para compartir información entre todo el sistema sanitario debe haber unas métricas que sean comunes entre comunidades”.

En cuanto a algunas de las herramientas de medición que desarrollan en la agencia, señaló que, entre otras acciones “medimos por un lado la experiencia del paciente y, por otro, la efectividad del cuidado después de una intervención o proceso”. Para realizar los procedimientos relacionados con los pacientes contamos con las organizaciones, realizamos focus group y otras acciones para las que su visión es muy importante.

Por su parte, el director gerente de la OSI Barrualde-Galdakao y vicepresidente de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), Jon Guajardo, explicó respecto a la medición de resultados que “sirven para valorar cómo se están haciendo las intervenciones y hasta ahora sabemos poco”. “Tenemos muchos datos, pero insuficientes para saber cuál es el resultado final en las actuaciones diarias con los pacientes, qué resultados tiene en su salud”, aseguró.

Guajardo continuó: A mí como gestor me interesa saber qué es lo que pasa con lo que hacemos cada día, si los pacientes con una patología concreta están teniendo unos resultados mejores o peores dependiendo del tipo de tratamiento que les ponemos y si hay condicionantes que están relacionados con el propio paciente, cirujano o equipo quirúrgico”.

Respecto a los pacientes, el director gerente de OSI Barrualde-Galdakao y vicepresidente de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), señaló que “en la situación de saturación motivada por la Covid-19, con escasez de recursos de personal facultativo, la medición nos puede ayudar a gestionar las cosas de otra manera, reducir la presión asistencial y dar mejor atención a los pacientes crónicos”.