La POP apoya la campaña #MedSafetyWeek para fomentar la notificación de sospechas de reacciones adversas a medicamentos

04 Noviembre 2020

Investigación

La Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP) apoya la quinta edición de #MedSafetyWeek, campaña de concienciación a nivel internacional que se celebra desde el día 2 de noviembre hasta al 8 del mismo mes, con la misión de fomentar la notificación de sospechas de reacciones adversas a medicamentos (RAM), tanto por parte de profesionales de la Sanidad, como de ciudadanos, y en la que participa la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

Con el lema ‘Cada notificación cuenta’, la campaña se centra, en nuestro país, en la importancia de notificar todas estas sospechas de reacciones adversas al Sistema Español de Farmacovigilancia de medicamentos de uso Humano (SEFV-H), disponiendo para ello, el portal NotificaRAM de la AEMPS así como cualquier otro medio puesto a disposición por los centros autonómicos de farmacovigilancia.

Las notificaciones recibidas son evaluadas por los técnicos del SEFV-H, que las registran en una base de datos común (FEDRA). La revisión de FEDRA permite comprobar si se acumulan casos similares de sospechas de reacciones adversas no descritas hasta el momento. Estos datos se complementan con otras fuentes. Una vez se evalúa la relación con el medicamento, se actualiza la información de su ficha técnica, así como del prospecto en caso de que sea necesario. Estos cambios se realizan en colaboración con el resto de países de la Unión Europea. Si los cambios son muy relevantes para profesionales y pacientes, se comunican también a través de las notas de seguridad que elabora la AEMPS.

La #MedSafetyWeek es una iniciativa del Uppsala Monitoring Centre (UMC) – centro colaborador con la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la vigilancia internacional de la seguridad de los medicamentos. Asimismo, participan de manera coordinada, las autoridades reguladoras de medicamentos de 75 países, entre las que se encuentra la AEMPS, así como comunidades autónomas, asociaciones de pacientes, sociedades científicas, centros sanitarios e instituciones públicas de toda España.

La campaña forma parte de una iniciativa global liderada por UMC en colaboración con la Red de Jefes de Agencias (HMA, por sus siglas en inglés) y la Coalición Internacional de Autoridades Reguladoras de Medicamentos (en inglés, ICMRA).