• 20180221-Alejandro Toledo-plataforma-pacientes-BiosimEn el marco de la II Jornada Nacional de Biosimilares que se ha celebrado hoy en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.
  • La Plataforma de Organizaciones de Pacientes no cuestiona la efectividad de los biosimilares respecto a sus biológicos de referencia, pero sí aboga por la importancia de que el paciente esté informado en todo momento de la intercambiabilidad y, sea junto a su médico, el decisor último en el intercambio de un tratamiento por otro.
  • El pasado año la Plataforma de Organizaciones de Pacientes, junto a otras organizaciones de pacientes y Sociedades Científicas, firmó una declaración conjunta sobre biológicos y biosimilares, en la que defienden que se aplique la humanización como principio inspirador aplicado a los tratamientos biológicos y se respete la postura del paciente como destinatario final del biosimilar.
  • Según la Plataforma, en nuestro país no existe un consenso político a nivel nacional relativo a la intercambiabilidad de biológicos por biosimilares y la manera de proceder depende de cada Comunidad Autónoma, hecho que puede generar inequidades.

Madrid, 21 de febrero de 2018 — Esta mañana ha tenido lugar la II Jornada Nacional de Biosimilares en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, encuentro organizado por la Organización Española de Biosimilares, donde se ha debatido en torno a los últimos avances relacionados con los biosimilares, así como su evidencia y eficiencia. En el marco de esta jornada, la Plataforma de Organizaciones de Pacientes, organización que en España aglutina a 27 asociaciones, ha manifestado su preocupación por los procesos de intercambiabilidad de los biológicos por biosimilares, del mismo modo que ha refrendado la importancia de que el paciente esté en todo momento informado y que pueda participar, junto con los profesionales de salud, en las decisiones de intercambiabilidad. 

“Los derechos de los pacientes y médicos no deberían verse afectados por protocolos o acuerdos de Comisiones autonómicas y hospitalarias, que impidiesen o dificultasen la libre prescripción de biológicos”, asegura Alejandro Toledo, vicepresidente de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes. “En este sentido, no sería admisible que a los pacientes se les cambiara el tratamiento en base a unos criterios economicistas, poco sensibles a los resultados en salud y a la calidad de vida del paciente”, añade.

En relación a la intercambiabilidad de biológicos por biosimilares, no existe una política consensuada a nivel nacional, y la manera de proceder depende de los criterios de cada comunidad autónoma. En palabras de Alejandro Toledo, “habría que poner fin a la diversidad de políticas sobre medicamentos biológicos originales y biosimilares desarrollados por algunas CCAA, debido a que existe una inequidad en la atención sanitaria a los pacientes dependiendo del lugar donde residan”.

El paciente en el foco de la intercambiabilidad

Los tratamientos biológicos llevan más de una década tratando distintas enfermedades, entre las que se encuentran las enfermedades inflamatorias inmunomediadas (IMID), muchos tipos de cáncer (pulmón, mama, colón, estómago), autismo, TDHA, o la dermatitis atópica.

“Para miles de pacientes que padecen enfermedades IMID, en los casos en que la enfermedad era grave o moderada, la irrupción de los biológicos supuso una oportunidad de experimentar algo que se parecía mucho a volver a tener salud”, asegura Alejandro Toledo. A lo que añade, “estas personas llegan a los tratamientos biológicos después de pasar por otros tratamientos que no les funcionan y de mucho sufrimiento. Si consiguen llegar al tratamiento biológico adecuado llegan a estabilizarse, a controlar su enfermedad, a retomar una vida normal. Por ello, desde la Plataforma nos preguntamos si tiene sentido cambiar algo que funciona y que tiene un efecto muy positivo sobre la vida del paciente”.

Declaración conjunta sobre los tratamientos biológicos originales y biosimilares de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes

El pasado mes de abril la Plataforma firmó una declaración conjunta sobre medicamentos biológicos y biosimilares. En ella, no cuestionan la eficacia entre biológicos y biosimilares, pero sí abogan por que se aplique la humanización como principio inspirador aplicado a los tratamientos biológicos, al mismo tiempo que se respete la postura del paciente como destinatario final del biosimilar. En este sentido, remarcan que si se cambiase el medicamento biológico prescrito por el médico por otro y ese cambio se impusiera de modo automático al paciente, sin informarle y marginando al clínico, estaríamos ante un grave retroceso, que conduciría a la deshumanización de la Sanidad.

“Los pacientes tenemos el derecho de recibir información de calidad por parte de los profesionales sanitarios que nos atienden, e informarnos en todo momento del intercambio de nuestro tratamiento biológico por su biosimilar. Somos el último eslabón de la cadena y aquel a quien el intercambio puede afectar directamente”, asegura Alejandro Toledo.

 

Share
This