La Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP) ha apostado porque la seguridad de los pacientes sea una prioridad clave en el sistema sanitario y político, sobre todo en los procesos asistenciales, durante su participación en el foro ‘Día Mundial de la Seguridad del Paciente. Poniendo el foco en la seguridad del paciente y la digitalización’, organizado por la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA). Este foro se ha celebrado en el marco del Día Mundial de la Seguridad del Paciente, que tiene lugar cada 17 de septiembre.

En el foro, la presidenta de la POP, Carina Escobar, ha participado en una mesa redonda sobre ‘Buenas prácticas para generar valor en el proceso asistencial’ en la que ha estado acompañada por la gerente del Hospital Universitario de Torrejón y vocal de la Junta Directiva de SEDISA, Cristina Granados; el especialista en medicina preventiva en el Hospital Ramón y Cajal y coordinador del proyecto ESHMAD, José L. Valencia, y el enfermero de quirófano de la Gerencia de Asistencia Sanitaria del Bierzo y vocal de Gestión de Riesgos de la Asociación Española de Enfermería Quirúrgica (AEEQ), Xosé Manuel Meijome. La mesa ha estado moderada por el director gerente del Área VII Hospital General Universitario Reina Sofía y vocal de la Junta Directiva de SEDISA, Juan Antonio Marqués.

Durante su intervención, Escobar ha lamentado que “falta información sobre el ámbito de la seguridad en los procesos asistenciales y este hecho hace que en muchas de las políticas que se diseñan no se alcancen los objetivos previstos”. “Para muchos pacientes, hablar de políticas de seguridad en los procesos asistenciales es un término confuso, por ello hay que insistir en que en las iniciativas que se lleven a cabo sobre este ámbito se cuente siempre con la participación de los pacientes, en caso contrario, perdemos efectividad”, ha manifestado.

Para conseguir una seguridad “óptima”, debe existir “una política de seguridad compartida que aborde todos los aspectos, constituida de forma conjunta, transversal a todas las actuaciones y que sea capaz de medir resultados”, ha señalado Escobar. En este sentido, la presidenta de la POP ha incidido en la necesidad de evaluar de forma continua resultados “para identificar áreas de mejora”.

Escobar ha apuntado que la seguridad de los pacientes en los procesos asistenciales “es un reto que hay que abordar conjuntamente entre Administración, directivos, profesionales y pacientes”. Asimismo, ha apostado por emplear “la tecnología que tenemos a nuestro alcance y una mejor gestión de los datos de los que disponemos para ayudarnos a avanzar de forma exponencial”.

En este sentido, la presidenta de la POP ha abogado por “mejorar la información que se facilita al paciente, una situación que solo se conseguirá si se mejora la comunicación entre los profesionales sanitarios y los pacientes”. Además, ha indicado la necesidad de “mejorar la cooperación entre servicios” como punto clave para avanzar en la seguridad de las personas.

 

DÍA MUNDIAL DE LA SEGURIDAD DEL PACIENTE

La celebración de este foro organizado por SEDISA se ha enmarcado dentro de la celebración del Día Mundial de la Seguridad del Paciente, promovido por la OMS y que se celebra cada 17 de septiembre. El acto ha reunido a organizaciones sanitarias, directivos de la salud, profesionales sanitarios y pacientes con el objetivo de compartir buenas prácticas y garantizar la seguridad del paciente, impulsando un espacio de intercambio de conocimiento y opinión sobre los temas fundamentales en los que se pueden hacer actuaciones e intervenciones.

El Día Mundial de la Seguridad del Paciente, promovido por la OMS, visibiliza la importancia de la seguridad, clave para la calidad y la eficiencia de los sistemas sanitarios. Sin embargo, desde la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), indican que el daño al paciente representa la 14ª causa principal de enfermedad, situándose en puestos similares a los que ocupan otro tipo de patologías. Además, el sondeo ‘Dándole 360º a la Seguridad del Paciente’ indica que nueve de cada 10 pacientes elegirían hospital en función de la seguridad que ofrecen al paciente durante el proceso asistencial.

Share
This