Así lo ha manifestado la entidad durante una reunión mantenida con la directora general de Farmacia del Ministerio de Sanidad, Patricia Lacruz. Para la POP, el ‘Plan de Acción para fomentar la utilización de los medicamentos reguladores del mercado en el SNS: medicamentos biosimilares y medicamentos genéricos’, entre otras cuestiones, asemeja ambos conceptos, pudiendo crear mayor confusión sobre sus políticas de uso. Además de incidir en la necesidad de prescribir por nombre comercial los productos biológicos, tal y como establece la legislación actual, y así poder garantizar la correcta farmacovigilancia, es vital proteger la salud presente y futura de los pacientes.

La Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP) ha trasladado al Ministerio de Sanidad su preocupación con el borrador del ‘Plan de Acción para fomentar la utilización de los medicamentos reguladores del mercado en el Sistema Nacional de Salud: medicamentos biosimilares y medicamentos genéricos’, que están desarrollando.

Así se lo han hecho saber a la directora general de Farmacia del Ministerio de Sanidad, Patricia Lacruz, en una reunión celebrada recientemente. Durante el encuentro, la POP ha mostrado su preocupación por las cuestiones recogidas en este borrador de documento, haciendo especial hincapié en aquellas que generan más controversia entre los pacientes, pues son las que -a juicio de la entidad- pueden vulnerar sus derechos y que, en el caso de hacerse efectivo este plan, pueden tener consecuencias para su salud.

Como ha comentado la presidenta de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes, Carina Escobar, “la normativa europea y la española indican que genéricos y biosimilares son universos muy diferentes, por tanto, no tiene sentido que se haga un plan conjunto y se caiga en el error de confundir intercambiabilidad con sustitución, y esto ocurre cuando médico y paciente no participan en la elección del tratamiento a utilizar. Corremos el riesgo de que se cree una mayor confusión sobre sus políticas de uso”. Asimismo, la plataforma entiende el importante papel que juegan los medicamentos genéricos y biosimilares en la regulación de precios del mercado, pero ha señalado que “las indicaciones sobre los mismos deben realizarse siempre respetando las necesidades de los pacientes”.

En este sentido, Escobar ha señalado que “sigue estando prohibida la sustitución y para que exista intercambiabilidad tienen que haber aceptación de médico y paciente”. Para la presidenta de la POP, el documento “deja abierta la posibilidad de que se puedan realizar cambios de tratamiento sin atender a criterios clínicos y se fomenta que se traten a los pacientes por igual, no respetando la medicina individualizada”.

Un recordatorio que también hace la Sociedad Europea de Farmacia Hospitalaria cuando, en su última actualización sobre las políticas de productos biosimilares, señala que los cambios masivos no son aplicables a todos los pacientes. “Hay que buscar objetivos terapéuticos que se ajusten a las necesidades de los pacientes en cada momento y, mucho más, cuando hablamos de enfermedades complejas” ha manifestado Escobar.

Por otro lado, la POP ha hecho hincapié en uno de los temas que más le preocupan y es que en todo el documento no se hable sobre la relación médico-paciente. A juicio de la entidad, “quizás sea porque no se les ha tenido en cuenta su partición en el mismo”. Para la POP, la aprobación de este plan, tal y como está redactado en este momento, “hará más vulnerable la toma de decisiones en la relación médico-paciente, sobre todo cuando las medidas que se proponen no garantizan la continuidad de los tratamientos en los pacientes ni un ahorro para el SNS”. Además, ha destacado que si la prescripción se realiza por principio activo será “muy complicado” llevar una correcta farmacovigilancia en los fármacos biológicos.

En la reunión, Lacruz se ha comprometido a que, una vez finalizado el Plan, se reunirá con las asociaciones de pacientes para explicarlo y que será en este encuentro cuando la POP tendrá la oportunidad de trasladar sus aportaciones. Por su parte, la POP seguirá trabajando con sus entidades, siguiendo de cerca la evolución de este documento y trabajará de la mano del Ministerio de Sanidad para conseguir contar con un plan de fomento de medicamentos genéricos y biosimilares que ponga al paciente en el centro, fomentando así la sostenibilidad y la equidad de la población y la protección de un sistema sanitario único como es el español, donde la salud de las personas “debe ser lo prioritario”.

 

Share
This