La nueva ministra de Sanidad, Dolors Montserrat; la secretaria de la POP y la director de la POP.

La nueva ministra de Sanidad, Dolors Montserrat; la secretaria de la POP y la director de la POP.

La nueva ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, ya ha tenido la oportunidad de recibir personalmente la enhorabuena de los pacientes. El encuentro tuvo lugar tras recibir la cartera del Ministerio de manos de Alfonso Alonso y Fátima Báñez el pasado viernes.

En este evento, la secretaria de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes, Esther Sabando, y la directora de la POP, María Gálvez, saludaron a la ministra a la que desearon mucha suerte en el desempeño de su nuevo cargo. Las representantes de la POP también aprovecharon para recordar a la ministra la importancia de mantener lo antes posible una reunión con los pacientes para retomar los temas pendientes.

Entre las prioridades de los pacientes para la nueva ministra, se sitúa la creación de mecanismos de participación oficial de los pacientes en el Sistema Nacional de Salud (SNS) y modificar la normativa actual para tener voz y el voto en la toma de decisiones, para contribuir a optimizar los recursos, reducir las listas de espera y lograr un SNS más adaptado a las necesidades de las personas con enfermedades, avanzando en la medicina personalizada. Esta normativa debería extenderse a todos los niveles administrativos (estatal, autonómico y local).

La elaboración de una Ley de Protección de la Situación de Cronicidad estatal también es una petición urgente para la nueva ministra. Esta normativa debería aportar la necesaria protección a las personas que cada día se enfrentan a una enfermedad sin expectativas de curación y el impacto que esto produce en su vida diaria, de modo que amortigüe los efectos negativos y pueda seguir aportando a la sociedad.

El acceso a los medicamentos innovadores de última generación también es una asignatura pendiente que los pacientes reclaman se solucione en lo que proponen sea un Fondo Plurianual de Estado para no depender de los limitados presupuestos de la comunidades autónomas o del propio Ministerio de Sanidad.

La POP recuerda que mantiene su compromiso con un SNS público, de acceso universal, de acceso gratuito y financiado con los impuestos, que debe ofrecer a todos los pacientes, sin discriminación alguna, una atención integral, personalizada, multidisciplinar y de calidad. Esto hoy no es una realidad.

La POP seguirá trabajando por la equidad en el conjunto de las administraciones sanitarias que gestionan el SNS, para que todos los pacientes tengan acceso a las mismas prestaciones y servicios con independencia de su lugar de residencia. Además, reclama al nuevo ministro que garantice el derecho de todos los pacientes a ser atendidos en igualdad de condiciones en cualquier territorio, evitando los retrasos y trabas burocráticas en la atención en caso de derivaciones o desplazamientos; así como la dispensación de medicamentos en todo el territorio nacional sin distinguir la comunidad de origen.

Share
This